EPD: lectura anotada de Forma y significado de Roger Chartier

Entrada bibliográfica: Chartier, Roger. Form and Meaning:Texts, Performances, and Audiences from Codex to Computer. Philadelphia: University of Pennsylvania, 1995. Print. 

 

Anotaciones en respuesta y relación a Escritos para desocupados

En su introducción al texto Forms and Meanings, Roger Chartier propone una pregunta muy importante: How are we to understand the ways in which the form that transmits a text to its readers or hearers constrains the production of meaning?

Chartier dice que la apropiación de significado hay reglas o límites. Dice que le tiende una trampa al lector, al usar estrategias que este desconoce y que están diseñada para medir la inventiva rebelde que este se supone debe poseer. Y dice que esa inventiva viene de alguna determinada por determinadas habilidades y hábitos culturales que pertenecen a una comunidad de interpretación. 

Chartier propone que “cuando el ‘mismo’ texto es aprehendido a través de mecanismos muy diferentes de representación, ya no es el mismo” texto.  Cada una de sus formas obedece a convenciones específicas que moldean y cambian la obra de acuerdo a las leyes de esa forma y la conectan, de maneras diferentes, con otras artes, otros géneros y otros textos” (Chartier 2).

Esta idea es de vital importancia para entender la obra de Vivian Abenshushan. Esta escribe su obra a través de cuatro medios diferentes: el libro-blog, el libro-web, el libro pdf y el libro impreso. 

Aquí es donde me hago las siguientes preguntas del millón. ¿qué es un libro? ¿qué es un libro digital? ¿qué señales o pistas tiene que percibir un lector para entender que está en frente a un libro y no frente a otro tipo de texto? Menos mal que tengo el libro de Chartier. 

Después de una breve historiografía del libro, Chartier apunta a varias revoluciones que cambiaron el paradigma del libro. 1) La primera ocurrió entre el siglo II y el IV, en donde se substituyó el rollo de papel por el código. 2) la segunda revolución ocurrió a mediados del siglo XV, con la invención de la imprenta. 3) la tercera sería la revolución digital que transformaría el libro impreso en un libro digital. Además, Chartier apunta a otro par de revoluciones que cambiaron el modo en el que se leía. Con la alfabetización se crearon más lectores. Y en el siglo XVIII se privatizó la lectura en voz alta. Podemos añadir que con las nueva revolución digital, la lectura se ha modificado también.

Esto me lleva a hablar de las características de la lectura digital, ya que es diferente de la lectura tradicional. 

  1. La lectura de libros digitales está subordinada a la posesión de un dispositivo electrónico que contenga una pantalla digital a través de la cual se pueda percibir el texto ditigal, pero que además necesita de una serie de programas o aplicaciones que sean capaces de mostrar los parámetros bajo los que el libro digital ha sido concebido. ¿El libro digital se adapta a los aparatos o los aparatos se adaptan al texto? No estoy segura. 
  2. Al leerse a través de un dispositivo electrónico, por un lado el lector está expuesto a una luz que el aparato irradia, la cual está ausente en la lectura del libro tradicional, el cual no irradia esa luz. Por otro lado, la lectura depende de la calidad del dispositivo y su mecánica y la carga que este contenga, lo cual limita el tiempo de lectura. 
  3. Al leerse en un dispositivo electrónico, aprieta botones o la pantalla digital para acceder al libro. 
  4. Estos dispositivos actúan a su vez como biblioteca portátil, ya que el dispositivo no sólo sirve para leer un solo libro al que se accede inmediatamente, sino que se accede a través de aplicaciones de lectura. Las cuales permiten abrir solo el tipo correcto de formatos en los que se inscribe el libro digital. Formatos PDF, ePub, Word, *txt, etc. 
  5. Además el lector no pasa la página como en el libro tradicional, sino que imita un gesto tras el cual lo que resembla una página tradicional parece pasar ante los ojos del lector aunque este no esté tocando una página física, sino la pantalla de cristal. 
  6. Además la manera en la que se coge el dispositivo es diferente de la manera en la que se coge el libro. Los últimos dispositivos permiten que se sostenga el dispositivo con una sola mano, o incluso puede autosostenerse. 
  7. A veces para crear un efecto real, el dispositivo puede o no contener sonidos que hacen pensar en la acción de pasar una página.  
  8. EPD  pone en jaque el concepto de libro.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s